Líneas actuales de investigación apoyadas por la Asociación “Pablo Ugarte”
Investigación de la Leucemia Linfoblástica Aguda infantil.

Esta línea se lleva a cabo en el hospital “Reina Sofía” de Córdoba. Este equipo es punto de referencia mundial en el estudio de este tipo concreto de cáncer. La investigación es desarrollada por el Dr José Román. La Leucemia de la que hablamos es la más mortífera de las existentes. Es el tipo de cáncer infantil más extendido y generalmente ocurre tras una recaída de una leucemia menos severa. El Dr. Román ha conseguido un equipo muy preparado y ha publicado numerosos estudios y avances. Los pacientes que acuden a este hospital se ven beneficiados por los avances en la investigación que él desarrolla, tanto de detección precoz como de tratamiento. El porqué no se pueden hacer estos tratamientos en otros hospitales es debido a que se encuentran en fase de investigación. Este equipo ha sufrido una drástica reducción de ingresos provenientes de gobierno central y Comunidad Autónoma, hasta tal punto que la mayor parte de los ingresos con que cuenta en la actualidad son aportados por la Asociación “Pablo Ugarte”. Pero si la parte financiera es difícil, no lo es menos la de personal. Los efectos de la crisis han provocado el despido de personal clave y preparado de este equipo, ayudando nuestra asociación al mantenimiento de este personal. Los gastos derivados de la investigación son muy elevados, de forma que, por poner un ejemplo, la obtención de una firma del genoma de un tumor de un solo paciente, imprescindible para saber qué cabe esperar del tumor y posible terapia, puede costar alrededor de 5000 euros, y esto es solo para comenzar el diagnóstico de un solo paciente. Además, la máquina que lo realiza puede costar una media de unos 200.000 euros.

Investigación del Sarcoma de Ewing.

Este tipo de cáncer infantil es uno de los más agresivos que existen hoy en día, hasta el punto de que las tasas de mortalidad son del 40 por ciento, muy elevadas. Además, este tumor tiene el inconveniente de que dependiendo de la parte del cuerpo en que se localice tiene diferentes formas de reaccionar ante la misma medicación, e incluso su agresividad es distinta dependiendo de la localización. Esta investigación se lleva a cabo en el hospital San Juan de Dios de Barcelona. Es también punto de referencia mundial y colabora con otras instituciones de prestigio mundial, como es la universidad de Harvard. Carmen de Torres, la investigadora principal, y Jaime Mora, coordinador de la investigación, son los responsables de este gran equipo. Al igual que el otro equipo, se ha visto muy mermado en lo que a presupuestos públicos se refiere. Además de los problemas anteriores tiene el enorme hándicap de la dificultad que este tumor plantea. Los investigadores lo definen como un tumor fascinante por la “inteligencia” que tiene, su adaptación a la medicación y su enorme virulencia. Sus pacientes, por los mismos motivos anteriores, se ven beneficiados de estos avances.

Interacción de las células NK con las células tumorales en casos de leucemia.

De forma un tanto simple, se puede decir que las células NK son unas células que tienen todas las personas y que tienen la capacidad de destruir las células tumorales respetando las células buenas. El estudio de su relación con la leucemia puede abrir la posibilidad a nuevas terapias. Esta investigación constituye un proyecto que nace de mano de la Asociación “Pablo Ugarte”, y que depende económicamente en exclusiva de las aportaciones de la APU. Este proyecto de investigación se lleva a cabo en el Hospital “Virgen de la Arrixaca” de Murcia, en las instalaciones del Servicio de Inmunología, y estará bajo la dirección de Doctor Jose Luis Fuster. Los objetivos de este estudio, completamente distinto a los otros dos, pretende entre otras cosas estudiar si determinadas combinaciones de estas células NK pueden ayudar a predecir el éxito de un tratamiento, ayudar a predecir la supervivencia de los pacientes, constituir la base para definir nuevos biomarcadores de valor pronóstico y por supuesto, ser la base para el desarrollo de nuevas terapias individualizadas que modulen la tolerancia inmunológica frente al tumor sin efectos secundarios indeseables. El equipo, con mucha experiencia en el campo de la investigación, es un equipo multidisciplinar, con profesionales de muy variadas especialidades médicas, que afrontan el reto con muchísima ilusión y con muchas esperanzas de obtener en un futuro cercano resultados positivos.

Seguimiento y evaluación de las actividades.

Los equipos de investigación están comprometidos por convenio a presentar anualmente una memoria con las labores de investigación realizadas, así como para justificar los gastos. Asimismo, remiten anualmente una serie de indicadores de seguimiento de la investigación, en el que de forma sencilla y visible, nos dan a conocer los avances que se realizan en sus respectivos campos. Pero además de esta documentación comprometida, muy regularmente ambos equipos nos informan de cualquier vicisitud que se produzca en todo momento. Hemos alcanzado un gran nivel de confianza que hace que sepamos prácticamente lo que hacen y lo que están estudiando en cada momento.